5.3.15

Reseña: El océano al final del camino · Neil Gaiman

Yo me quiero poner al día con las reseñas y parecen cada vez alejarse más y más de mis días de ocio. Que sepan que esta Mica que escribe es de muuuy del pasado xD

El océano al final del camino ·
Neil Gaiman
(The ocean at the end of the lane)
Páginas: 236 · Español · Tomo único · Roca Editorial 
Bookdepository · Goodreads
-No sé. ¿Por qué crees que le tiene miedo a algo? Es una adulta, ¿no? Y los adultos y los monstruos no tienen miedo.
-Oh, los monstruos sí que tienen miedo -dijo Lettie-. Por eso son monstruos. Y en cuanto  a los adultos... -Dejó de hablar y se frotó su pecosa nariz con un dedo-. Te voy a decir algo muy importante: por dentro, los adultos tampoco parecen adultos. Por fuera son grandes y desconsiderados, y siempre parece que saben lo que hacen. Pero por dentro, siguen siendo exactamente igual que han sido siempre. Como cuando tenían tu edad. La verdad es que los adultos no existen. Ni uno solo, en todo el mundo. -Se quedó pensando un momento. Luego sonrió-. Solo mi abuela, claro está.

Mejor Frase
-Más que suficientes -respondió-. Recuerdo el momento en que se hizo la luna.
-¿No ha existido siempre?
-Bendita ingenuidad. Ni muchísimo menos. Recuerdo el día en que llegó la luna. Alzamos la vista para mirar al cielo; por aquel entonces todo era de color marrón sucio y gris negruzco, no verde y azulado como es ahora.

Sinceramente no sé si está reseña se va a extender mucho porque siento que es uno de esos libros difíciles que cada tanto me tocan porque mi cerebro es muy iluso para poder expresar todo claramente.
No es mi libro favorito de Gaiman, y no lo amo con la fuerza de mil soles como amo el libro del cementerio, pero la verdad es que me pareció muy bonito. Y a la vez triste.
Cuando lo comencé, inmediatamente tuve que posponerlo unas semanas porque al personaje principal se le muere el gatito pequeñito de mascota y nadie va a su cumpleaños. Empezó bomba.

La historia relata a un niño, que vive encerrado en libros y que tiene una imaginación muy viva. Tiene una casa en el campo, que necesitan alquilar para poder sobrevivir los gastos, por lo que llega un vendedor de marfil. Y así comienza absolutamente todo.
Aunque no es por ahí donde empieza. Empieza con ese niño de adulto, muy adulto, yendo a la granja de Letti Hempstock, donde vuelve a encontrarse con sus recuerdos, que estaban olvidados. Y ahí volvemos al gatito que destrozó mi comienzo xD.

Es como realismo mágico, aunque no estoy segura que se pueda clasificar en este género. Hay magia, que nuestro protagonista, gracias a Lettie, conoce, pero no es magia de varita. Y a la vez está la vida real, tan real que no estamos seguros de que está sucediendo, si nuestro protagonista lo imagina o realmente está viviendo eso.
Sinceramente, eso fue lo que más ame. La situación de la mente de un niño.
Hoy justo estaba viendo un video de mi sobrina cuando tenía cinco años y ella visitó el bosque de los cien acres (está entre los árboles de enfrente) y a la vez fue a tomar el té con unos amigos, mientras le pedía a mi hermana que por favor no filme porque al bosque de hadas y mariposas no les gusta las cámaras. 
Eso es lo que está retratado en el libro, y por eso lo ame. Porque era yo jugando, era yo teniendo un océano al final del camino, sin entender porque nuestro protagonista se extraña que este el océano metido en un estanque. Es la lógica pura.

Y a la par, tenemos los adultos, que tienen problemas de adultos, y justo en este libro no son la belleza. Sinceramente me asquearon, porque mientras leía el libro me sentí una niña que no entiende de razones. Y además porque el padre era horrible. Ursula también xD.

Sinceramente allí creo que yace la magia del libro. En jugar a ser niños de nuevo, y crecer de nuevo, cuando nuestro protagonista vuelve a tener cuarenta años. Es como un pequeño viaje.
Aunque hubo cositas que para mí podrían haber como una mayor producción. O algo distinto. No sé, algo me hace sentir que no puedo amarlo como quiero. Aunque estoy muy cerca. Con cuatro estrellas en GR, para mí es casi perfecto.


7 comentarios:

  1. Hola Mica!
    Me dejaste nostálgica después de esta reseña. Y obviamente quiero leer este libro. Ya el título es motivador y evocador. Así que quiero volver a la infancia y a esa inocencia de cuando uno es chico.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Este fue el primer libro que leí de Gaiman y me encantó. Espero leer también el del cementerio! Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Aún no leí nada de Gaiman, pero planeo empezar con este libro. Muchísimas gracias por la reseña, luego de leerla me dieron más ansías n.n ¡Saludos y felices lecturas!♥ xoxo. A

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Este es el primer libro que quiero leer de Gaiman. Lo tengo hace bastante en mi estantería, y no puedo esperar a poder leerlo porque, la verdad, es que me llama muchísimo la atención. ¡Más ahora que leí tu reseña!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Es uno de los libros que estoy leyendo ahora mismo y aunque estoy muy por el principio me esta gustando bastante.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Bueno,me gusto tu reseña, es muy expresiva. La historia suena bien. Tengo ganas de leer algo de este autor porque escuche a muchas personas mencionarlo. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Deja un mensaje que Mad Hatter se alegrara, pero como hagas spoiler, o spam, mando al gato de Cheshire para que se vengue de alguna forma inexplicable!
Por supuesto, también puedo mandarlo en buenos términos!